Noticias

Priorizar gastos y analizar si el negocio es aún atractivo, acciones de las PYMES para enfrentar la crisis

Depuración de gastos, comercio electrónico, diversificar proveedores y hasta analizar si el giro comercial es aún atractivo para las necesidades del mercado, son algunas de las medidas que deben aplicar las micro, pequeñas y medianas empresas del país para enfrentar la compleja “cuesta de enero” de este 2022 que se prolongará varios meses. 

En este sentido, Úrsula Heimann, directora de SOLLIV, consultora e investigadora especializada en diseñar programas de fortalecimiento para Pymes, advierte que el actual panorama social y económico es un reto para el nacimiento y desarrollo de pequeños negocios en México, sobre todo ante la mayor inflación que enfrenta México en más de dos décadas, las secuelas de la cuarta ola de COVID19 y una débil recuperación económica.

De tal manera, alertó que los nuevos proyectos y los negocios de menor tamaño podrían enfrentar fenómenos como alza en costos de producción, equipos de trabajo fragmentados por COVID, distorsiones en las cadenas de distribución y bajas ventas, lo que podría derivar en presiones en sus finanzas internas. 

Por lo anterior, la especialista asegura que el actual contexto constituye una importante oportunidad para que las micro, pequeñas y medianas empresas del país implementen un plan estratégico para superar -e incluso aprovechar-, la presente coyuntura para renovar líneas de productos, simplificar procesos e incluso, reinventarse de manera profunda.

En este sentido, la asesora para PYMES enlistó una serie de medidas que deben implementar quienes encabezan un pequeño negocio o una pequeña empresa familiar: 

  1. Análisis autocrítico: Tal vez el paso más importante, pues implica una profunda reflexión del empresario o la empresaria para entender si su negocio aún es atractivo en el mercado, especialmente ante nuevas necesidades de sus clientes y cambios de la demanda en el actual entorno. 
  2. Cambios estratégicos: Una vez identificados los cambios requeridos, se debe establecer un breve plan estratégico, muy práctico y enfocado a los rubros más importantes, sea respecto a la línea de productos o servicios, puntos de venta, operaciones, o capacitación y actualización requerida. 
  3. Depuración de gastos. La depuración de egresos debe ser una constante en las empresas, y especialmente de gastos innecesarios. Resulta cada vez más importante reducir el gasto de energía y combustibles, o invertir en tecnologías de energía renovable, que a la larga resultan de menor costo además de contribuir a reducir la huella ambiental de cada negocio.
  4. Diversificar proveedores. En la crisis del COVID se han visto afectadas seriamente las cadenas de suministro nacionales e internacionales, generando escasez de recursos e insumos y una alza de precios importante. Buscar aliados o nuevos proveedores es una necesidad y se puede convertir en una oportunidad de reducir costos, optimizar tiempos y generar nuevas alianzas comerciales.
  5. Nuevas formas de organizar las operaciones. La pandemia aceleró la migración de las empresas al uso del llamado home-office. Resulta importante identificar las áreas que pueden funcionar de forma eficaz en esta modalidad, como son administración, marketing, ventas en línea, finanzas, entre otros. Aplicando el home office de forma estratégica y permanente puede resultar fructífero para reducir costos, como alquiler de oficinas y compra de insumos. A la vez es importante facilitar el uso del home office a los colaboradores, por ejemplo, apoyando con la inversión en escritorios, acceso a internet, etc. en sus casas.
  6. Comercio electrónico. Ante la actual tendencia de digitalización las empresas pueden -y deben-, incursionar en las ventas en línea. Contar con páginas de internet, crear y nutrir perfiles en redes sociales, o sumarse a plataformas de comercio electrónico es un camino exitoso para muchas pequeñas empresas. 
  7. Financiamiento. El uso del crédito puede ser un aliado importante para cualquier negocio, especialmente cuando requiere financiar inversiones para renovar maquinaria, ampliar el negocio, abrir nuevos puntos o canales de venta. Aplicando un análisis financiero detallado es posible identificar opciones de financiamiento adecuados para cada caso. 
  8. Capacitación. La capacitación continúa enfocada a fortalecer el propio negocio es muy importante en épocas de profundos cambios como la actual. Contar con conocimientos prácticos actualizados en finanzas, administración o comercio electrónico ayudará a tomar decisiones sólidas e informadas.

Úrsula Heimann recordó que SOLLIV es un despacho boutique que brinda investigación, consultoría y asistencia técnica especializada para diseñar y evaluar programas de fortalecimiento y proyectos de inclusión financiera para Pymes. Además, SOLLIV ofrece programas propios de capacitación y apoyo a pequeñas empresas y emprendedores, por lo que invitó a los interesados a acercarse y conocer los talleres que ofrece la institución. 

Categorías:Noticias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s